Aumenta "día a día" el uso del cannabis medicinal en Corrientes, según una autoridad sanitaria

 

Autoridades sanitarias de Corrientes afirmaron hoy que 30 pacientes de la provincia sin obra social reciben aceite de cannabis a través del Ministerio de Salud Pública, en la mayor parte de los casos para tratamientos de epilepsia y que su uso "va aumentando", indicaron fuentes de esa cartera a Telam.

 

"Entre 25 y 30 pacientes reciben aceite de cannabis desde el Ministerio y su uso va aumentando día a día", dijo hoy a Télam el director de Fiscalización Sanitaria de Corrientes, Manuel Carlés.

 

"De alguna manera el medicamento está teniendo mayor aceptación a nivel de los profesionales médicos, que son los que prescriben, está creciendo, y es fundamental eso, ya que el médico es quien tiene que conocer qué va a prescribir así como qué no prescribir y por qué no lo va a hacer", indicó el funcionario.

Corrientes está adherida mediante la ley provincial 6.457 a la ley nacional 27.350, que establece la prescripción, autorización y administración del aceite de cannabis medicinal, para algunas patologías.

 

"En lo que más se está utilizando es en epilepsia refractaria, pero también comprende otro tipo de patologías y se encuentra abierta a la incorporación de nuevas, de acuerdo al uso que se da al producto", explicó Carlés.

 

Según señaló, es un medicamento "de excepción" y actualmente en la Argentina no se produce, sino que se importa, en el caso de Corrientes, desde Estados Unidos.

 

"Se importa a través de un par de droguerías autorizadas, que no obstante, no tienen contacto con el paciente, no se lo entregan directamente, sino que lo hacen a través de una farmacia", dijo el funcionario y agregó que "se analiza si el paciente tiene obra social y en caso de tenerla, a qué tipo de entidad está acogido".

 

"Para aquellos pacientes que no tienen obra social el Ministerio de Salud realiza todo el mecanismo de adquisición del medicamento para que esas personas también tengan acceso", subrayó el titular de Fiscalización Sanitaria.

 

De acuerdo con lo informado, cada envase tiene un costo de 500 dólares y se compra previa autorización de importación expedida por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat).

 

Télam


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480


 

 

Centro de Diagnóstico Ecográfico Dr. Canetti

Equipamiento de última generación

 

Link a sitio oficial

Sección en Inversor Salud

 

AMPLIACIÓN DE SERVICIOS: TOMOGRAFÍA AXIAL COMPUTADA Y RESONANCIA MAGNÉTICA NUCLEAR DE ARTICULACIONES

 

 

"Me tiraron una cruz", dijo la madre de uno de los contagiados con VIH

 

La madre de un paciente hemofílico contagiado con VIH cuando era bebé sostuvo hoy que le "tiraron una cruz" y la "dejaron andar por la vida así", al declarar como testigo en el juicio que se sigue a dos médicos y un abogado por propagar ese virus y hepatitis C a finales de la década del 70 en transfusiones contaminadas.

 

"No entendí cómo se contagió con el factor si él tenía que curarse la hemofilia, quedé como muerta. Mi cerebro decía basta", contó hoy Rosa Avila ante el juez Fernando Machado Pelloni, del Tribunal Oral Federal 3 que lleva adelante el debate en los tribunales federales de Retiro.

 

La mujer, de 61 años y que mantiene a su hijo con la venta de tortillas en la calle en la localidad bonaerense del Talar de Pacheco, recordó que tras el diagnóstico de hemofilia cuando tenía 9 meses, comenzó a tratarlo en la Fundación de la Hemofilia y le aplicaron factor 8, que según se supo después estaba contaminado con los virus.

 

Esto ocurrió en 1979 y apenas se supo lo ocurrido fue convocada a realizarle un estudio que detectó que el pequeño tenía el virus VIH en la sangre.

 

Algunos años después se le detectó Hepatitis C.

 

"Me tiraron una cruz y me dejaron andar por la vida así, me tiraron una bomba y arreglate como puedas. No tenía obra social y no me ofrecieron nada. Tenía 14 años y yo lo llevaba a upa, necesitaba comer, vestirse, yo tenía que trabajar", recordó entre llantos.

 

El hijo de la testigo nació en 1977 y la enfermedad se le diagnosticó a los 9 meses.

 

"Pensaban que yo lo golpeaba, le hicieron estudios y lo mandaron a la Fundación. Me explicaron que con el tratamiento con factor podía tener una calidad de vida buena", dijo.

 

Avila recordó que cuando se hizo público el contagio la citaron a una charla en la Academia Nacional de Medicina donde le informaron lo ocurrido.

 

"Ellos empezaron a explicar cómo se agarraron los chicos con el factor 8, me preocupé por darle de comer, no pensé: - voy a investigar qué hicieron con él. Pero se estaban muriendo muchos, pido la historia clínica y Pérez Bianco (uno de los acusados) me dice que se había quemado".

 

Además refirió que se le dieron "historias clínicas diferentes" de su hijo, que actualmente tiene varias enfermedades y está a su cargo.

 

En el juicio están acusados los médicos Pedro Raúl Pérez, Miguel de Tezanos Pinto y el abogado Eduardo Viedma de la Fundación de la Hemofilia.

 

Durante la audiencia declaró, además, como testigo el médico hematólogo Héctor Torres, quien sostuvo que para los años 1982, 1983 "ya era vox populi en la comunidad médica el contagio masivo" con los concentrados antihemofílicos.

 

"Hasta que hubo un conocimiento del virus no se podía tomar una precaución porque no se podía detectar lo que se quería evitar", explicó.

 

La investigación estuvo en un principio a cargo del juez federal Claudio Bonadio, quien cerró el caso, pero luego fue reabierto por la Cámara Federal y otro magistrado, Sebastián Ramos, la envió a juicio oral.

 

Télam


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480


 

"Mataron a mi hermana y siguen ejerciendo", afirma denunciante en juicio a Fundación de Hemofilia

 

Daniela Ostrovsky, hermana de Gisela, quien murió tras haberse contagiado de VIH por su novio, un paciente hemofílico infectado por médicos de la Fundación de la Hemofilia en 1985, afirmó hoy que "es un dolor enorme" saber que uno de los acusados "sigue ejerciendo", y que "deshonra la profesión".

 

"Mi hermana y yo estudiábamos medicina juntas, tuvimos una infancia y adolescencia felices, hasta que su historia de amor con su primer novio, mutua y manifiesta, nos sumergió a todos, pero sin dudas a ella más que a nadie, en una tragedia que pudo ser evitada", dijo a Télam.

 

Ostrovsky contó que el novio de su hermana, "Charly", fue recibido por su familia "con infinito cariño, porque era un buen chico, porque Gise lo adoraba y porque sostenía el hecho de ser hemofílico desde siempre, con lesiones ya manifiestas en esa época".

 

"Nos hacía bien contenerlo y quererlo. Tenía afectadas sus rodillas y otras articulaciones, y no sólo Gise lo cuidaba, sino todos nosotros. Pero en un momento de 1986, cuando ya había rumores de la peste rosa y se empezaba a hablar de sida, ellos acudieron a su médico, a la Fundación de la Hemofilia, para saber si debían cuidarse", relató.

 

Ostrovsky señaló que los médicos de la fundación les dijeron a su hermana y su pareja que "no se hicieran problema", que "no había nada que temer", pero que sin embargo "Charly tenía un VIH positivo desde hacía un año, como otros miles de infectados".

 

"Gise desarrolló síntomas y fue confirmado su diagnóstico. Todas las oportunistas enfermedades minaron su cuerpo hasta que la ceguera hizo que bajara definitivamente los brazos. Se fue apagando y va a hacer 30 años que no está más", recordó su hermana.

 

En julio de 1991 sus padres iniciaron la primera querella contra la Fundación de la Hemofilia, cuyos médicos "no sólo deshonran la profesión, sino a la humanidad toda".

 

"Otro dolor enorme me acompaña hoy, porque mi madre, que tanto luchó por otros siempre, iba a ser testigo en este juicio oral y falleció hace cinco meses", retomó Ostrovsky.

 

Y completó: "Sólo intento acompañar en esta lucha tan asimétrica de pseudopoderosos contra los verdaderos titanes, que son los hemofílicos, familiares Infectados y sobrevivientes de este genocidio, del que poco se habló".

 

El proceso, que comenzó el pasado 12 de agosto y juzga al abogado Eduardo Biedma y a los médicos Pedro Raúl Pérez Bianco y Miguel de Tezanos Pinto, fue considerado por el abogado querellante Gonzalo Giadone como "histórico", ya que "murieron más de mil personas".

 

Pérez Bianco, de 75 años, continúa ejerciendo como médico en el ex hospital Francés, mientras que Tezanos Pinto, de 88, es académico y asesor científico de la Fundación de la Hemofilia y Biedma, de 78, sigue trabajando en esa fundación.

 

Télam


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480


 

Las personas con esclerosis múltiple pueden recibir vacunas, según nueva guía internacional

 

Las personas con esclerosis múltiple (EM) pueden recibir el esquema habitual de vacunas, "incluyendo la dosis anual contra la gripe", afirma una nueva guía elaborada por la American Academy of Neurology (AAN, por sus siglas en inglés), que señala que "no hay evidencia científica que demuestre que desatan o empeoran los brotes" de la enfermedad.

 

Las recomendaciones, que actualizan la versión 2002 sobre vacunación y EM, aclaran -sin embargo- que los pacientes deben consultar con su médico antes de recibir las inmunizaciones, ya que algunas "podrían no funcionar del todo bien con determinadas medicaciones".

 

"Analizamos toda la evidencia disponible y para las personas con EM, prevenir las infecciones mediante la vacunación es una parte clave de su cuidado médico", afirmó Mauricio Farez, autor principal de la guía, doctor y máster en Salud Pública del Instituto Fleni de Buenos Aires.

 

Farez, también miembro de la AAN, enfatizó que las personas con EM "deberían sentirse seguras y cómodas recibiendo sus vacunas recomendadas".

 

La EM es una enfermedad autoinmune que puede afectar el cerebro, los nervios ópticos y la médula espinal. Sus principales síntomas son debilidad muscular y problemas de equilibrio y coordinación.

 

La guía recomienda, además, que las personas que están experimentando un brote de EM "consulten con su médico antes de recibir las vacunas para evaluar la posibilidad de esperar hasta que el brote haya pasado".

 

"Tras revisar toda la evidencia disponible, encontramos que no hay información suficiente para decir si las vacunas desatan o empeoran los brotes de EM", enfatizó Farez.

 

Télam


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480


 

Un hombre entró con un hacha y produjo destrozos en el principal sanatorio de Ushuaia

 

Un hombre que portaba un hacha de gran tamaño ingresó al principal sanatorio privado de la ciudad de Ushuaia y produjo todo tipo de destrozos hasta que la policía local logró reducirlo y detenerlo, informaron hoy fuentes vinculadas del centro asistencial.

 

El incidente fue protagonizado anoche por un hombre de unos 30 años con problemas psiquiátricos, quien entró al Sanatorio San Jorge de la capital fueguina por el sector de guardia ubicado sobre la calle Onachaga, portando un bolso.

 

"De repente sacó un hacha del bolso y empezó a pegarle a los monitores de las computadoras y a los paneles vidriados de las ventanas. Gritaba incoherencias, como que le habían sacado el corazón, que se traficaban órganos, que la madre se había contagiado de cáncer", relató el director médico de la clínica, Jorge Sagardía, en declaraciones a Radio Nacional.

 

Si bien en el momento del episodio había pocas personas en el lugar, tanto los pacientes como los empleados comenzaron a correr por el edificio para ponerse a resguardo del agresor.

 

"Salí del consultorio y me encontré con gente que corría por todos lados. Este hombre me vio y empezó a seguirme. En el camino seguía rompiendo vidrios del sector de diagnóstico por imágenes. Me refugié en la dirección y rompió la puerta. En ese momento entró la policía y lo detuvo", contó Sagardía.

 

También explicó que el agresor habría tenido un "brote psicótico" y que en el medio de las incoherencias que gritaba hacía alusión a "cuestiones políticas" y nombraba a funcionarios nacionales.

 

"No era un paciente habitual de la clínica. Se había atendido por última vez hace siete años. Lo que ocurrió fue realmente desagradable", completó el director del sanatorio, quien además destacó que es la primera vez que sucede un hecho de estas características.

 

Fuentes del establecimiento médico calcularon que el agresor produjo destrozos materiales por cerca de un millón de pesos, aunque no hirió a ninguna persona, y las manchas de sangre que dejó en los pasillos correspondían a sus propias lastimaduras producidas al momento de romper los vidrios.

 

La clínica San Jorge, principal prestador médico privado de Ushuaia, tuvo que cerrar por unas horas la atención en el sector de guardia y derivar pacientes al hospital público de la ciudad.

 

Télam


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480