Epuyén, en alerta

El cumpleaños fatal: el Malbrán confirma cómo empezó el brote que ya se cobró nueve vidas por el hantavirus

 

En una fiesta, en la que una chica celebraba sus 14 años, un invitado empezó la cadena de contagios. La adolescente murió días después.

 

CARLOS GUAJARDO

 

El Instituto Carlos Malbrán informó que ya “se analizaron y entregaron informes correspondientes a 400 muestras respecto al brote de hantavirus en la localidad de Epuyén". Y agregó que entre esas muestras, se incluyen "de todos los contactos del cumpleaños donde se originó el brote”.

 

 

El hospital de Esquel, donde internaron a las víctimas del hantavirus

 

Así, las autoridades sanitarias confirman lo adelantado por Clarín: el brote que ya costó nueve vidas se originó el 24 de noviembre en una la fiesta de cumpleaños de una adolescente de 14, quien resultó ser la primera víctima fatal. A la reunión concurrió un peón que había contraído el virus mientras limpiaba un galpón en esa localidad de la cordillera chubutense.

 

De acuerdo a lo informado por el prestigioso instituto, además de las muestras tomadas a quienes fueron a la fiesta “también se tomaron muestras de todos los profesionales y no profesionales del Hospital de Esquel (88 en total) y a todos los empleados de la municipalidad local”.

 

A través de un comunicado al que tuvo acceso Clarín, el Malbrán expresa que “para cumplimentar la entrega de dichos estudios con mayor celeridad el personal trabajó todos los días incluyendo fines de semana, Navidad y Año Nuevo y así garantizó la confirmación oportuna de todos los casos de individuos sospechosos con síntomas”.

 

El 3 de diciembre falleció la adolescente a quien le festejaron su cumpleaños. Pese a las medidas adoptadas no se pudo detener el brote. Ya hay 24 casos detectados de los cuales 9 fueron fatales. El hantavirus es contagiado por el ratón colilargo, pero se detectó que también puede haber contagio entre humanos en determinadas circunstancias: por ejemplo, cuando el infectado comienza a tener los primeros síntomas de fiebre.

 

El Malbrán también informó que “desde el lunes 7 de enero, el director y el vicedirector de dicha Unidad de Contención Biológica (la mejor en Latinoamérica) viajaron nuevamente a Bariloche, Esquel y Epuyén para intensificar todas las actividades previamente descriptas, permaneciendo hasta el 12 de Enero en la región”.

 

También que se están recibiendo muestras de toda la región “en especial de Bariloche, Comodoro Rivadavia y Trelew” y que el equipo “ha colaborado con las estrategias para las capturas” del roedor que transmite la enfermedad.

 

Hasta el momento todas las víctimas fatales son de la pequeña y pintoresca localidad de Epuyén, de 4.000 habitantes. Ubicada en plena Comarca Andina del Paralelo 42 recibe una importante cantidad de turistas durante la temporada estival. Allí se realiza anualmente la Fiesta de los Artesanos. Fue suspendida sin fecha. “El pueblo está de duelo, hemos perdido a vecinos muy queridos. Estamos tristes. La gente no tiene ganas ni de salir a la calle”, le dijo a Clarín el intendente de la localidad, Antonio Reato. Una definición contundente.

 

Chubut. Corresponsal.

 

Clarín - 10/01/2019

 

Nota original



Un hospital público logra reparar tejidos en tiempo récord gracias a una cámara hiperbárica

 

Es la primera vez que se puede acceder a esta tecnología en la salud pública. Clarín habló con pacientes que sufrieron quemaduras o heridas cortantes y se recuperaron.

 

Paula Galinsky

 

Guillermo Britez Neira (27) estaba a 3.800 metros de altura, en el cerro Pedro Zanni, en Mendoza, cuando empezó a sentir “mucho frío en los pies”. Esperó a llegar al campamento base para sacarse las botas: al hacerlo se dio cuenta de que tenía cinco dedos congelados. En el hospital de Uspallata le dijeron que había que cortarle tres “si o si” y que existía la posibilidad de recuperar una parte de los otros dos. Con los cinco dedos blancos y sin sensibilidad, este profesor de educación física y alpinista volvió de urgencia a Buenos Aires. “Empecé a tomar vasodilatadores y a consultar con varios médicos. Me decían que había que ver la evolución en seis meses y después definir cuánto amputar. Yo no quería perderlos”, cuenta Guillermo que en su recorrida desesperada llegó al Hospital Municipal Arturo Illia, más conocido como el Hospital de Quemados, donde lograron salvarle todos los dedos. Una cámara hiperbárica, que funciona desde hace unos meses en el centro de salud, tuvo que ver en la recuperación, según los especialistas. Es el primer hospital público que “repara tejidos” de esta manera.

 

Los jugadores de fútbol la usan para “aclimatarse” antes de un partido en altura y también existen tratamientos de embellecimiento en los que utilizan cámaras hiperbáricas. Sin embargo, poco se sabe sobre las posibilidades que tiene para mejorar y curar la piel dañada. Para trabajar sobre quemaduras por fuego, hielo o radiación y heridas cortantes tanto agudas como crónicas.

 

 

La doctora Mercedes Portas, del Hospital de Quemados, ayuda a ingresar a la cámara hiperbárica a Laura Cappa, una de sus pacientes

 

La cámara parece el fuselaje de un avión en miniatura, tiene dos metros de largo por 90 centímetros de diámetro. El paciente se acuesta en una camilla, ubicada en su interior, con una máscara con oxígeno. La terapia dura una hora: no duele pero puede generar malestar en los oídos como el que se siente durante el despegue de un vuelo

 

El ambiente se presuriza con aire hasta llegar a 1.45 atmósferas (lo normal es estar a una atmósfera). El resto parece magia aunque tiene su explicación científica. “Al aumentar la presión atmosférica el oxígeno alcanza todos los tejidos y células independientemente de la circulación. Es decir que llega igual a sitios donde las arterias están dañadas u obstruidas. Esto hace que los tejidos se reparen más rápido”, sostiene en diálogo conClarín Mercedes Portas, jefa de departamento de Cirugía Plástica y Quemados del hospital. Y señala que, en algunos casos, usar la cámara sirve para que la persona se recupereen menos de la mitad del tiempo previsto.Mariana Cannellotto, que es médica clínica y presidenta de la Asociación Argentina de Medicina Hiperbárica e Investigación, suma que al reducir el tiempo de cicatrización también baja el riesgo de sobreinfección.

 

El caso de Guillermo sirve de ejemplo. Él vio pasar los dedos de sus pies de blanco a negro. “Me asusté mucho, pensé que tenerlos oscuros era peor, que habían muerto definitivamente. Pero no”, recuerda Guillermo, que un día se animó a retirar parte de esa piel quemada y se encontró con que abajo estaba “rosa divino”. Estudia para guía de montaña y asegura que este episodio no lo va a frenar: “La próxima voy a cuidarme más con el calzado”.

 

Laura Cappa (28) llegó al Hospital de Quemados con la primera falange de dos dedos amputados. “Me dedico a la pastelería, hago tortas. Pero decidí ayudar a mi marido en su metalúrgica”, cuenta. “El accidente ocurrió cuando cortaba chapa con una guillotina. Tenía unos guantes que no eran los que correspondía, puse los dedos sin querer. Con los guantes salieron parte de los dedos y mucha sangre”, dice.

 

En el Hospital Santamarina de Monte Grande le cosieron pero la herida se le empezó a poner negra. Preocupada y por recomendación de una amiga llegó al Hospital de Quemados. “Firmé el consentimiento para que me amputaran todo si era necesario. Al final, eso no pasó. Con un tratamiento a base de plasma rico en plaquetas y con la cámara hiperbárica salvé la segunda falange. Además, me hicieron un injerto en los dedos con la piel del brazo. Estoy muy agradecida”, agrega Laura.

 

“A mi esposo se le ocurrió que piel irradiada era piel quemada. Así fue que llegué a este hospital”, cuenta María Alejandra Ramírez (51). Es maestra, vive en Vicente López y en 2013 le detectaron un tumor maligno en una de sus mamas. “En el chequeo anual ginecológico me enteré. Me sacaron un pedacito, estuve con radioterapia y medicación. Seguí bien hasta diciembre de 2016 cuando tuve una recaída”, explica. “El cáncer volvió así que decidieron hacerme una mastectomía (sacar la mama). Después de unos meses me colocaron una prótesis por reconstrucción mamaria pero la zona nunca terminó de cicatrizar”, detalla María Alejandra. La pasó mal: le suturaron nueve veces la piel irradiada. “No solo pasa por lo físico. Lo emocional también es muy fuerte”, cuenta.

 

Como sospechó su marido, lo que tenía ella era un tipo de quemadura. “Me trataron con la cámara hiperbárica. Mejoró la piel, la cicatriz y bajó la inflamación pero, igualmente, decidieron sacarme la prótesis. Ahora voy a hacer unos meses más de sesiones en la cámara y, con la piel bien, me van a volver a intervenir. La idea es usar grasa abdominal para la reconstrucción”, precisa María Alejandra. “Después de pasar por una enfermedad así uno necesita cerrar la herida, en todos sus niveles”, cierra.

 

Clarín - 06/01/2019

 

Nota original


Boletín Oficial: Ediciones anteriores - ANMAT: Comunicados anteriores


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480


Gastos cubiertos

Obra social deberá reintegrar gastos por  tratamiento integral de discapacidad

 

El Máximo Tribunal de Salta ordenó a una obra social que reintegre a la madre de un menor los gastos en los que incurrió en el tratamiento integral de su discapacidad.

 

La Corte de Justicia de Salta ordenó al Instituto Provincial de la Salud de Salta (IPSS) que reintegre a la madre de un niño los gastos del tratamiento integral de su discapacidad. Todo ello en los autos “R., J. VS. Instituto Provincial de la Salud de Salta (IPS) – Amparo - Recurso de Apelación”.

 

En primera instancia se rechazó el reintegro, sin embargo, el juez de grado ordenó a la obra social cubrir el 100 por ciento de los tratamientos de salud correspondientes a módulo de apoyo y apoyo pedagógico.

 

En el fallo, los ministros del Máximo Tribunal salteño explicaron que “el derecho a la preservación de la salud es una obligación impostergable que tiene la autoridad pública, quien debe garantizar ese derecho con acciones positivas”.

 

La causa llegó a la Corte provincial por la vía de apelación. En este escenario, los jueces explicaron que “la Ley nacional 24901 instituye un sistema de prestaciones básicas en habilitación y rehabilitación integral a favor de las personas con discapacidad y la Ley provincial 7600 adhiere a dicho sistema nacional”, determinándose allí que la obra social “está obligado a brindar las prestaciones básicas de atención integral de acuerdo a un nomenclador especial que establezca con sus prestadores, respetando las prestaciones básicas determinadas según Ley 24901”.

 

En el fallo, los ministros del Máximo Tribunal salteño explicaron que “el derecho a la preservación de la salud es una obligación impostergable que tiene la autoridad pública, quien debe garantizar ese derecho con acciones positivas”.

 

“Si bien, en principio, el reintegro de gastos solicitado por la vía del amparo no resulta procedente cuando la cuestión se limita a un asunto meramente patrimonial y está ausente la urgencia que es propia de este proceso especial, esta Corte ha hecho lugar a pedidos en ese sentido cuando se ordena la cobertura de un problema de salud y el reintegro de gastos resulta ser la consecuencia de la modalidad de dicha cobertura, razón por la cual el reconocimiento guarda relación directa e inmediata con la protección de la salud del amparado”, recordaron

 

Y concluyeron: “En ese contexto, obligar a la actora a intentar un proceso ordinario para cobrar la suma reclamada implicaría un exceso ritual manifiesto”.

 

Archivos adjuntos

R., J. VS. INSTITUTO PROVINCIAL DE LA SALUD DE SALTA (I.P.S.) – AMPARO - RECURSO DE APELACIÓN

 

Diario Judicial - 09/01/2019

 

Nota original


Boletín Oficial: Ediciones anteriores - ANMAT: Comunicados anteriores


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480


La salud no se toma Feria

Justicia hizo lugar a amparo para obtener cobertura de medicamento oncológico por 10 millones de pesos

 

En el marco de la Feria Judicial, la Justicia de Entre Ríos hizo lugar al amparo presentado por el padre de un niño para obtener la cobertura de un medicamento oncológico, cuyo costo asciende los 10 millones de pesos.

 

El vocal de Juicio y Apelaciones Nº3 en Feria, Alejandro Joel Canepa, hizo lugar a la acción de amparo incoado por el padre de un niño para obtener la cobertura de un medicamento oncológico, cuyo costo asciende los $10 millones.

 

Las actuaciones se iniciaron por el amparo del progenitor contra el Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (IOSPER) y -en subsidio- contra el Superior Gobierno de la Provincia de Entre Ríos, para que se ordene a ambos la cobertura integral de la medicación denominada comercialmente como "Qarziba", cuyo integrante farmacéutico activo/genérico es "dinutuximab beta", en favor de su hijo, quien parece cáncer neuroblastoma en el estadio IV.

 

 

En el caso, los médicos del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez le diagnosticaron cáncer infantil con metástasis en médula ósea y huesos del cráneo, por lo cual el niño comenzó inmediatamente con el tratamiento de quimioterapia, en seis ciclos, cada veintiún días, evaluándose al final del mismo una buena respuesta, con reducción del tamaño tumoral.

 

Posteriormente se lo sometió a una cirugía y un autotrasplante de células madres. Por la agresividad de la enfermedad, los médicos le recomendaron seguir un tratamiento con la medicación “Qarziba", la cual debe ser importada y su precio insumiría aproximadamente la suma de doscientos mil euros.

 

Sin embargo, la obra social rechazó la cobertura, por lo que el padre del menor acudió a la Justicia. En este escenario, el juez de Feria hizo lugar al pedido y dispuso que el costo del medicamento debe ser asumido, en un 80%, con recursos del Gobierno de Entre Ríos, y en un 20% con fondos de la obra social.

 

Según el informe médico, no se conoce ningún "medio terapéutico cierto o alternativo" para la enfermedad y el único tratamiento posible para evitar la reaparición del cáncer en menor de 3 años, es el medicamento en cuestión.

 

“En el caso, y de acuerdo a la historia clínica y diagnóstico del paciente E., la medicación prescripta tiene el objetivo de prevenir la reaparición del tumor que le fuera reducido y extraído a partir de la cirugía, trasplante y demás tratamientos brindados a aquel, y ha sido indicado como el único posible atento al precario estado de salud del menor”, explicó el juez.

 

Y añadió: “Si bien no ha sido discutido que se trata de una droga aún en proceso de investigación -y por ello el pedido de autorización a la ANMAT- ello no implica, per se, que las autoridades públicas no se encuentren -en el caso- en la obligación de brindarla”.

 

El sentenciante rechazó los argumentos de la obra social sobre el costo del medicamento y las demás prestaciones a su cargo. "No es justo responsabilizar a E. -de tres años de edad- por las prestaciones que -según el citado organismo- deberían dejar de hacerse respecto de otros afiliados para cubrir los costes de su enfermedad", concluyó.

 

Según el informe médico, no se conoce ningún "medio terapéutico cierto o alternativo" para la enfermedad y el único tratamiento posible para evitar la reaparición del cáncer en menor de 3 años, es el medicamento en cuestión.

 

Archivos adjuntos

R., G. J., EN REPRESENTACIÓN DE SU HIJO MENOR R., E.G.C/INSTITUTO OBRA SOCIAL DE LA C/INSTITUTO DE OBRA SOCIAL DE LA PROVINCIA DE ENTRE RIOS Y SUPERIOR GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE ENTRE RÍOS S/ACCION DE AMPARO (Legajo Nº 11787.pdf)

 

Diario Judicial - 09/01/2019

 

Nota original


Visite la sección de Consulmed en Inversor Salud


Ocurrió en Estados Unidos

Le diagnosticaron muerte cerebral y lo desconectaron pero ocurrió algo inesperado

 

El equipo médico había dicho que el hombre estaba a punto de morir, aunque la historia tuvo final feliz.

 

Un hombre fue declarado con “muerte cerebral” tras sufrir un aparente derrame que lo dejó completamente inconsciente en su casa, ubicada en Nebraska, Estados Unidos.

 

Ante el tremendo escenario, sus hijos siguieron los consejos de los especialistas y autorizaron desconectarlo de los equipos médicos de soporte. Pero, al hacerlo, el paciente continuó respirando por su cuenta y contra todo pronóstico se recuperó, según indicó la agencia AP.

 

“Nos dijeron que estaba en camino a la muerte cerebral, así que nos despedimos antes de extubar, todos los monitores estaban apagados y esperamos a su lado”, dijo la hija del paciente, Preston Marr.

 

 

Sorpresivamente, Scott Marr, de 61 años, mantuvo sus signos vitales y despertó ante el asombro de todos, a pesar de que los médicos habían afirmado que nunca se recuperaría, por lo cual sus familiares estaban a punto de iniciar preparativos para su funeral.

 

Originalmente, a Marr le habían diagnosticado un derrame cerebral el 12 de diciembre, después de que lo encontraran acostado en su cama. Lo llevaron al Hospital Metodista y lo colocaron en terapia intensiva, con respiración asistida.

 

Marr no mostró mejoría neurológica cuando su familia volvió al otro día. La inflamación del cerebro, principalmente en la parte posterior del cerebro, preocupaba a sus médicos.

 

Inmediatamente, el médico a cargo ordenó nuevos exámenes y se determinó que en realidad Scott no sufrió un derrame cerebral, como se creyó inicialmente, sino que padecía de una rara enfermedad llamada síndrome de encefalopatía reversible posterior, que se puede tratar. Fue una inflamación severa de la parte posterior del cerebro lo que llevó a un diagnóstico equivocado.

 

Clarín - 10/01/2019

 

Nota original


Boletín Oficial: Ediciones anteriores - ANMAT: Comunicados anteriores


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480


 

Como no le entendieron la letra al médico le vendieron para el ojo una crema para la disfunción eréctil

 

La paciente, de Escocia, sufrió una quemadura ocular al aplicarse el medicamento equivocado.

 

Un insólito caso dejó atónita a la comunidad médica de Glasgow, en Escocia. Una mujer tuvo que ser atendida de urgencia después de aplicarse, por error, una crema para la disfunción eréctil en el ojo. Según trascendió en los medios locales, el farmacéutico que le vendió el producto había entendido mal la letra de la receta.

 

La noticia salió a la luz gracias a la publicación de la revista BMJ Case Reports. La paciente, que no fue identificada, necesitaba un medicamento para la sequedad ocular. Pero al usar el remedio que le dieron en una farmacia, empezó a tener un enrojecimiento en el párpado y la visión borrosa

 

Al llegar a la guardia, los médicos se percataron del error del profesional que le había vendido la crema. En la publicación, explicaron que, en una primera instancia, el oftalmólogo le había recetado VitA-POS, una pomada que protege e hidrata la superficie ocular. Pero el farmacéutico le dio la crema Vitaros, que se utiliza en hombres mayores de 18 años para contrarrestar la disfunción eréctil.

 

Como consecuencia del error, la mujer sufrió una leve quemadura ocular. Y tras el incidente, la trataron con inyecciones, gotas y lubricantes para ayudarla a calmar el malestar en la vista.

 

Los médicos que elaboraron el informe le pidieron a sus colegas que escribieran con mayúsculas cuando el nombre del medicamento lo requiriera, ya que estos malentendidos son muy habituales: una de cada 20 recetas es afectada por un error de prescripción.

 

TN - 08/01/2019

 

Nota original



Boletín Oficial: Ediciones anteriores - ANMAT: Comunicados anteriores


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480