El Presidente envió al Congreso el proyecto de ley para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo y el de los 1.000 días

 

Prensa Presidencia de la Nación - 17/11/2020

 

El presidente Alberto Fernández envió al Congreso para su tratamiento un proyecto de ley para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo y garantizar que el sistema de salud permita su realización y otra iniciativa para establecer el Programa de los Mil Días, con el objeto de fortalecer la atención integral de la salud de la mujer durante el embarazo y de sus hijos e hijas en los primeros años de vida.

 

En un mensaje grabado que difundió a través de sus redes sociales, el Presidente aseguró que los proyectos buscan que “todas las mujeres accedan al derecho a la salud integral”.

 

“Mi convicción, que siempre he expresado públicamente, es que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad. Pero también estoy convencido que es responsabilidad del Estado cuidar la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo durante los primeros momentos de su desarrollo”, expresó.

 

Y señaló que la criminalización de la interrupción del embarazo no es efectiva: “Solo ha permitido que los abortos ocurran clandestinamente en cifras preocupantes. Cada año se hospitalizan alrededor de 38.000 mujeres por abortos y desde la recuperación de la democracia murieron más de 3.000 mujeres por esa causa”, detalló.

 

Además, el mandatario afirmó que la legalización “no aumenta la cantidad de abortos ni los promueve”, sino que “salva vidas de mujeres y preserva sus capacidades reproductivas, muchas veces afectadas por abortos inseguros”. “Solo resuelve un problema que afecta a la salud pública”, remarcó.

 

El Presidente citó los casos de Ciudad de México y Uruguay, donde la cantidad de abortos y las muertes causadas por ellos disminuyó a partir de la legalización. “Brindando cobertura en el sistema de salud también se facilita el acceso a métodos anticonceptivos para prevenir embarazos no intencionales”, explicó.

 

También consideró que “el aborto no implica una carga extra para el sistema de salud”, ya que “los procedimientos validados y que se utilizan con estándares de la OMS, son en su mayoría ambulatorios, no quirúrgicos y farmacológicos”.

 

“El debate no es decirle sí o no al aborto. Los abortos ocurren en forma clandestina y ponen en riesgo la salud y la vida de las mujeres que a ellos se someten. Por lo tanto, el dilema que debemos superar es si los abortos se practican en la clandestinidad o en el sistema de salud argentino”, sostuvo.

 

El Jefe de Estado también indicó que “las mujeres más vulnerables y en situación de pobreza son las mayores víctimas de nuestro sistema legal” porque “deben someterse a prácticas inseguras por no poder costear lo que un aborto implica”.

 

En cuanto al Programa de los Mil Días, indicó que “busca bajar la mortalidad, malnutrición y desnutrición, además de prevenir la violencia protegiendo los vínculos tempranos, el desarrollo emocional y físico y la salud de manera integral de las personas gestantes y de sus hijos e hijas hasta los 3 años de vida”.

 

Establece una nueva asignación por Cuidado de Salud Integral que consiste en el pago de una Asignación Universal por Hijo a concretarse una vez por año para ayudar al cuidado de cada niño o niña menor de tres años.

 

Al mismo tiempo, se extenderá la Asignación Universal por Embarazo (AUE), que pasaría de tener seis mensualidades a nueve, para abarcar la totalidad de la gestación. Y se ampliará el pago por Nacimiento y por Adopción a las personas beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que hasta ahora están excluidas de este beneficio.

 

El Programa también prevé la provisión pública y gratuita de insumos esenciales durante el embarazo y para la primera infancia, coordinando y ampliando los programas existentes., y la creación del Sistema de Alerta Temprana de Nacimientos y el Certificado de Hechos Vitales con el objeto de garantizar el derecho a la identidad de las niñas y niños recién nacidos.

 

“Propongo un debate franco que se desarrolle en el marco del diálogo democrático”, afirmó, y pidió: “Cuidemos el respeto hacia quien piensa de una manera distinta a la propia. Las diferencias nos hacen una sociedad plural y enriquecen la democracia que tanto esfuerzo nos costó consolidar”.



www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480



Lanzamiento de política integral para la prevención y el abordaje del nacimiento prematuro

 

Prensa Ministerio de Salud de la Nación - 17/11/2020

 

Los principales ejes están centrados en el control del embarazo, la detección temprana del riesgo, los cuidados perinatales y el fortalecimiento de la atención primaria de la salud para el buen nacer. El anuncio se produce en la Semana de la Prematurez, que se celebra del 16 al 20 de noviembre para visibilizar esta problemática.

 

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, lanzó hoy una política integral para la prevención del nacimiento prematuro y el abordaje de la salud de las personas gestantes y de las niñas y niños que nacen antes de término, en el marco del Día Mundial del Niño Prematuro.

 

 

“Tratamos de que la pandemia no nos impida hacer las otras cuestiones de salud como los partos prematuros”, dijo el ministro al inicio de la presentación que se dio en el marco de las actividades por la Semana de Prematurez. Es por eso que “estamos trabajando con todas las provincias con el objetivo que tenemos desde el inicio de contar con una política nacional sanitaria en una Argentina con una distribución inequitativa de todos los recursos”, agregó.

 

El ministro indicó que estas acciones están orientadas a “revitalizar la lucha contra la mortalidad infantil a través del fortalecimiento de todos estamentos de esta política empezando por la atención primaria de la salud”. Finalmente destacó que “una política integral para la prematurez es una actitud de compromiso de todos los días”.

 

Los objetivos son reducir la tasa de nacimientos prematuros; aumentar el promedio de edad gestacional de los nacimientos; disminuir los nacimientos con muy bajo peso, la mortalidad por prematurez y la discapacidad asociada; también incluye cuidar la salud nutricional y garantizar la perspectiva de género, el parto humanizado y el respeto por la diversidad.

 

 

Por su parte, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, remarcó la importancia del trabajo de articulación con todas las áreas para “asegurar el acceso a la salud, a los controles, a las maternidades, y al seguimiento con el fin de favorecer el desarrollo y la inclusión. También hizo mención al consenso logrado con los distintos actores que permitirá que esta política perdure.

 

Luego, la directora de Salud Perinatal y niñez, Gabriela Bauer, detalló los principales lineamientos de la prevención como la comunicación centrada en el cuidado de la salud integral; el fortalecimiento de la atención primaria de la salud; el acceso con equidad a la atención perinatal; las acciones en las maternidades y el trabajo intersectorial.

 

La comunicación con enfoque preventivo está destinada a fomentar el control del embarazo desde etapas tempranas para la prevención y abordaje de los riesgos; dar a conocer los derechos de acceso a la salud integral, sexual y reproductiva y la Ley de Parto Respetado, la interrelación entre alimentación sana y embarazo saludable como así también las pautas de alarma ante la posibilidad de un parto prematuro. Además de informar sobre maternidades seguras y centradas en la familia y niveles de complejidad según el riesgo. Mientras que el fortalecimiento de la atención primaria de la salud para el buen nacer trabajará en la búsqueda activa de personas gestantes, la captación temprana y la capacitación para el seguimiento pediátrico de niños prematuros.

 

“Se trata de un programa integrado de acciones para poder dar respuesta”, describió Bauer y añadió que “si cuidamos el buen nacer estamos cuidando el buen vivir”.

 

En el encuentro virtual en el que se presentó la política también estuvieron presentes el subsecretario de estrategias sanitarias, Alejandro Costa; el director de Abordaje por Curso de Vida, Marcelo Bellone; representantes de atención primaria de la salud, de sociedades científicas, de redes de familias y organizaciones vinculadas a la prematurez.

 

Previo a la presentación, el profesor de medicina perinatal y codirector del Instituto de Salud Materna y Perinatal de la Universidad de Oxford, José Villar, disertó sobre la prematurez como problema de salud pública y los caminos de la prevención.

 

Algunos datos significativos

 

Se estima que en el mundo cada año nacen unos 15 millones de niños y niñas prematuros, es decir, antes de las 37 semanas de gestación, una tendencia creciente en las últimas décadas y de la que Argentina no es una excepción.

 

Este aumento responde a múltiples factores vinculados a las condiciones de vida desfavorables, el estrés laboral y físico, los consumos problemáticos de alcohol y sustancias, y el tabaquismo. Además del incremento de la edad materna y de las morbilidades que conlleva: hipertensión, diabetes y otras inducidas por el embarazo como la preeclampsia.

 

También los tratamientos de fertilidad asistida y el aumento de embarazos múltiples, como los cambios en las prácticas obstétricas, el incremento de cesáreas electivas realizadas antes de alcanzar el término son factores a tener en cuenta. Más allá de estos factores, en alrededor de un tercio de los partos prematuros aún no se identifica la causa.

 

Durante 2018 en el país el 8.8 % de los nacimientos ocurrió en forma prematura, lo que muestra un incremento del 10 % en la última década.

 

En el mismo año la tasa de Bajo Peso al Nacer -menor a 2500 gramos-, fue de 7.4% y contribuye en más de la mitad de la mortalidad infantil, mientras que la tasa de Muy Bajo Peso al Nacer -menor a 1500 g-, fue de 1.1% y aporta el 40% de la mortalidad infantil.



www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480



La provincia incorporó 9 hospitales modulares en distritos claves para evitar el colapso del sistema

 

Prensa Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires - 17/11/2020

 

Fueron construidos en tiempo récord por el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, a cargo de Gabriel Katopodis, a partir de las directivas de la cartera sanitaria nacional.

 

A cuatro meses de su construcción y puesta en funcionamiento, las autoridades sanitarias señalaron que los Hospitales Modulares de Emergencia (HME), instalados gracias a la gestión del Gobierno Nacional, formaron parte de las decisiones de políticas sanitarias que agregaron 146% de plazas de terapia, y así evitaron el colapso del sistema de salud en la Provincia durante los meses pico de la pandemia por coronavirus.

 

 

Los HME fueron construidos por la cartera nacional de Obras Públicas conducida por Gabriel Katopodis, la cual invirtió $1.894 millones, a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), para la construcción y el equipamiento completo de 12 unidades sanitarias que se ubicaron en todo país, a partir de las directivas sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación, conducido por Ginés González García.

 

Del total de los 12 HME construidos, 9 fueron los que se instalaron en la Provincia, mas específicamente en Almirante Brown, Florencio Varela, Gral. Rodríguez, Hurlingham, Lomas de Zamora, Moreno, Quilmes, Tres de Febrero, Mar del Plata. Todos distritos claves en los que debido a su densidad poblacional, se previó la ampliación de centros de salud para sumar camas y evitar que la estructura sanitaria, en muchos casos ya debilitada, colapsara.

 

Cada unidad cuenta con 76 plazas de internación distribuidas en cuatro salas comunes con 52 camas y otras dos salas de terapia intensiva equipadas de 24 camas. Todos están equipados con monitores multiparamétricos, ecógrafos portátiles, electrocardiógrafos y equipos de rayos X, para brindarle la mejor atención a las personas afectadas por la Covid-19.

 

Durante los meses pico, los HME llegaron casi al 100% de su capacidad de ocupación, dato que revela su función durante la contingencia. Construirlos rápidamente y ubicarlos en sectores clave, fueron decisiones fundamentales que, junto con el resto de las medidas de la pandemia del Gobierno Nacional y Provincial, salvaron vidas: “Fueron una herramienta fundamental para poder contener la demanda de pacientes críticos, porque permitieron absorber el incremento de casos de Covid-19 durante el período entre julio y agosto”, aseguró el Director Provincial de Hospitales, Juan Riera.

 

Riera detalló además que “la estrategia de los hospitales modulares, en conjunto con la del sistema de derivaciones, permitió que el sistema de salud de la provincia de Buenos Aires no colapsara en ningún momento”. Explicó que cuando se produjo saturación en alguna institución hospitalaria, los modulares garantizaron la posibilidad de derivar allí a los pacientes críticos para poder descomprimir las instituciones.

 

En la mayoría de los casos, se anexaron en los terrenos dependientes de las Unidades de Pronta Atención (UPA). Cada uno tiene 1100 metros cuadrados, su tipo de construcción es en seco, y pueden ser rápidamente ampliables porque son metros cuadrados “escalables”. Además, especificaron que los módulos ejecutados podrán ser utilizados por treinta años más, y es por eso que en el futuro continuarán siendo espacios hospitalarios para dar respuesta general en cada una de las localidades.

 

Los HME funcionan las 24 horas, los 7 días de la semana, y son atendidos por 100 trabajadores y trabajadoras de la salud de distintas especialidades, los cuales forman parte de los 5800 becarios que ingresaron al sistema sanitario bonaerense para cubrir las nuevas plazas hospitalarias y también para trabajar en terreno.

 

Por otro lado ahora, de cara a la incipiente temporada de verano, el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, en conjunto con el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación y el Ministerio de Salud de la Nación, están construyendo otros 18 hospitales modulares ubicados estratégicamente en puntos turísticos con gran afluencia de visitantes que implican una inversión de $2.705,4 millones para brindar una mejor atención ante emergencias durante la temporada de verano. Del total de 18, son 5 los que se están emplazando en ciudades de costa atlántica de la Provincia. En efecto, se sumará otro a Mar del Plata y el resto están siendo construidos en Monte Hermoso, Necochea, Villa Gesell y San Bernardo del Tuyú.

 

El Ministerio de Obras Públicas construirá los Centros Modulares Sanitarios a través de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), y el apoyo técnico y equipamiento de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS). El proceso de contratación será fiscalizado en su totalidad por CIPPEC y Poder Ciudadano, en el marco del Observatorio de la Obra Pública. Al igual que los Hospitales Modulares de Emergencia, se montarán e instalarán con módulos habitacionales prefabricados, con la incorporación de accesorios e instalaciones exteriores para su correcto funcionamiento.

 

Estas nuevas unidades funcionarán en la Provincia como Unidades de Refuerzo Sanitaria (URS) y su objetivo es descomprimir los hospitales, y convertirse en centros de referencia para los turistas que presenten síntomas asociados al Covid-19, quienes podrán acercarse para hacerse el hisopado y tener el resultado el mismo día. Los turistas que den positivo serán evacuados al sistema de salud de su ciudad de origen.

 

El proceso de adquisición y montaje será realizado por el Ministerio de Obras Públicas, sobre las plateas de hormigón desarrolladas por los municipios y/o las provincias, que deberán contar con conexiones de servicios y obras complementarias. Detallaron que se irán instalando durante la temporada y en acuerdo previo para priorizar las fechas de mayor movimiento de turistas en cada ciudad.

 

Las Unidades tendrán 655 mts2, contarán con un laboratorio central, un pequeño shock room, y ambulancia; y serán atendidos por las y los profesionales de la salud que formarán parte del Sistema de Atención al Turista (SAT). Además, cada uno tendrá sala de espera, box de testeo, área de aislamiento, sector de monitoreo, servicios sanitarios y un sector destinado a tareas administrativas. Luego de la pandemia, al igual que los HME, las URS quedarán como capacidad instalada para la atención médica en cada localidad turística.



www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480



Coronavirus: el Ministerio de Salud porteño brindó detalles sobre la situación sanitaria

 

Prensa Ministerio de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires - 17/11/2020

 

Participaron el ministro Fernán Quirós, el subsecretario de Atención Primaria, Gabriel Battistella, y la directora general de Planificación Operativa, Paula Zingoni.

 

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, el subsecretario de Atención Primaria, Gabriel Battistella, y la directora general de Planificación Operativa, Paula Zingoni, brindaron detalles de la situación sanitaria de la Ciudad en relación a la curva de contagios y su evolución, en el marco del distanciamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus.

 

 

Quirós indicó que “hasta hoy hemos confirmado 153.976 casos, se han recuperado 131.344 personas, han fallecido 5.452, lo que hace una letalidad para la Ciudad de Buenos Aires de 3,5%”.

 

Además, informó que “hemos testeado 752.260 personas, el 59,1% de ellas son ciudadanos porteños, con una positividad promedio de 16,1% en la semana, y alcanzamos una tasa de testeo cada 100.000 habitantes de 14.459”.

 

El Operativo DetectAR tiene presencia en Barrio 31, Barrio 1-11-14, Barrio 21-24, Barrio 15, Barrio 20, Barrio Carrillo y Barrio Rodrigo Bueno.

 

En relación al Plan DetectAR, Battistella dijo que “hasta el momento se han testeado 155.694 personas, de las cuales 32.666 arrojaron resultado positivo”.

 

Estos son los barrios vulnerables en los que está presente el Operativo DetectAR: Barrio 31, Barrio 1-11-14, Barrio 21-24, Barrio 15, Barrio 20, Barrio Carrillo y Barrio Rodrigo Bueno.

 

Y estos son los barrios en los que está presente el DetectAR Móvil: Balvanera, Flores, La Boca, Constitución, Barracas, Almagro, Palermo, Nueva Pompeya, Soldati, La Paternal, Chacarita, Parque Chacabuco, Boedo, San Cristóbal, Mataderos, Recoleta, San Telmo, Caballito, Villa Lugano, Villa Riachuelo, Parque Avellaneda, Villa Ortúzar, Parque Chas, Belgrano, Colegiales, Coghlan, Villa Urquiza, Villa Crespo, Núñez, Saavedra y Parque Patricios.

 

“En relación a los barrios vulnerables, hasta el momento se han diagnosticado 17.312 casos, y se han recuperado 16.115 personas, fallecieron 273, lo que da una tasa de letalidad de 1,5%”, agregó Battistella.

 

En tanto, Zingoni informó que en los geriátricos “llevamos realizados 23.831 hisopados, hemos podido diagnosticar 5.435 personas con la enfermedad, se han recuperado 4.299 y han fallecido 1.013”.

 

En cuanto a los testeos totales a personal de salud, geriátricos, fuerzas de seguridad, desarrollo humano y transporte, señaló que “llevamos realizados 742.424 test, de los cuales han sido positivos 26.616, se han detectado 7.210 PCR positivas y una tasa de test cada 100.000 habitantes de 24.747”.



www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480