Psoriasis: cómo evitar el impacto psicológico, social y laboral

 

La psoriasis es una patología crónica que se manifiesta a través de lesiones enrojecidas, cubiertas de escamas blanquecinas de grosor y tamaño variables en la piel, en algunos casos acompañadas de intensa picazón y dolor. El malestar y la vergüenza asociados a este tipo de lesiones pueden afectar las actividades sociales y laborales. Acudir a tiempo es muy importante para poder controlarla siguiendo el tratamiento adecuado.

 

Esta enfermedad de origen desconocido puede estar asociada a otras afecciones como la hipertensión arterial, diabetes, aumento del colesterol, triglicéridos o depresión. El miedo al rechazo social puede tener efecto en los pacientes y generar un impacto negativo en su bienestar emocional y físico. Los especialistas de DIM Centros de Salud señalan la importancia de acudir a la consulta para prevenir, detectar y corregir cada una de esas posibilidades.

 

 

Esta enfermedad inflamatoria crónica de origen desconocido, puede afectar la piel, las uñas y las articulaciones. Además del componente físico, la psoriasis incide de manera importante sobre la salud mental, incluso en mayor grado que otras enfermedades crónicas.

 

“La psoriasis aparece en forma de brotes con períodos de mejoría entre ellos, conocidos como remisión. Se presenta en diferentes tipos y un mismo paciente puede padecer cuadros diferentes a lo largo de la evolución de su enfermedad”, señala la Dra. Cecilia Raco, dermatóloga de DIM Centros de Salud.

 

Existen diversas opciones de tratamiento que en la mayoría de los casos pueden mantener los síntomas bajo control. Aunque no es una enfermedad hereditaria, un tercio de los afectados tiene familiares directos que la padecen. No es contagiosa y no se relaciona con una higiene descuidada.

 

 

“El abordaje debe hacerse de manera individual para cada paciente, el tratamiento debe ajustarse a las necesidades de cada caso y la fase en que se encuentra la enfermedad. La eficacia del tratamiento es variable y es posible que no funcione igual de un paciente a otro. Incluso en algunos casos se requiere la combinación de varios tratamientos para obtener resultados favorables”, recalca la especialista.

 

El abordaje de estos pacientes debe hacerse en forma global e interdisciplinaria, atendiendo además de los síntomas de la piel, posibles afecciones en las articulaciones, riesgo cardiovascular y efectos que pueda tener sobre su calidad de vida, debido a que también su entorno personal se ve afectado por las repercusiones físicas y psicológicas de la enfermedad.

 

En caso de padecer dolores en las articulaciones o inflamación de los dedos o de los tendones, el paciente debe informar inmediatamente a su médico, ya que puede estar en presencias una artritis psoriásica.

 

Recomendaciones para una piel con psoriasis:

  • Beber abundante agua, suficiente para mantener el cuerpo bien hidratado.

  • Dejar las heridas descubiertas y expuestas al aire el mayor tiempo posible.

  • Preferir el uso de ropa de tejidos suaves, evitar la lana y las fibras sintéticas.

  • Dieta: Administración diaria de lactobacillus paracasei genera la recuperación de la barrera cutánea y favorece la eficacia de agentes hidratantes: urea y lactato

  • Higiene: Es fundamental que los pacientes con psoriasis mantengan una higiene adecuada en la piel para evitar que se produzcan infecciones que pueden originar lesiones y un nuevo brote de la enfermedad.

  • Evitar golpes en la piel que pueden desencadenar nuevas lesiones.

  • Moderar el consumo de alcohol, ya que puede empeorar la enfermedad.

  • Evitar situaciones de estrés, ya que es un factor desencadénate de la enfermedad.

“Hay una amplia gama de tratamientos para la psoriasis y si la opción propuesta deja de funcionar o ya no controla los síntomas, es fundamental buscar asesoramiento médico. Ser constante con el tratamiento y seguir las indicaciones del dermatólogo, es clave para mantener la enfermedad bajo control. Un tratamiento integral, adecuado y oportuno puede lograr la armonía corporal, mejorar la autoestima y la calidad de vida de forma importante” concluye la Dra. Raco.

 

Dra Cecilia Raco.

Dermatólogo de DIM Centros de Salud

 

En redes: @dimclinicaprivada

 

Acerca de DIM:

 

Con 55 años de experiencia, DIM es uno de los referentes más destacados de la salud en Argentina y líder en la zona oeste de Buenos Aires. Ofrece servicios de baja, media y alta complejidad, así como también atención en todas las especialidades médicas.

 

DIM solo incorpora la tecnología médica más avanzada a nivel internacional con el objetivo de obtener respuestas más rápidas y precisas, previniendo enfermedades e incluso, salvando vidas.

 

Prensa DIM



¿Cómo evitar la otitis en verano?

 

El agua, la humedad y el calor constituyen el caldo de cultivo perfecto para la proliferación de bacterias y hongos que pueden afectar la flora habitual de la piel que recubre el conducto auditivo externo. Para evitar posibles inflamaciones o infecciones, el Hospital Británico brindó algunas recomendaciones para mantener óptima la salud auditiva.

 

La Dra. Liliana Tiberti, jefa del Área de Otología del Hospital Británico, explicó que “la otitis externa asociada a las piletas o al verano se produce por la presencia de excesiva humedad en el conducto auditivo externo”, y continuó: “es más frecuente en período estival debido al mayor contacto con el agua. Además, los productos utilizados para el mantenimiento de las piletas (cloro, alguicidas, decantadores, etc.) resultan irritantes para la piel, provocando micro erosiones que representan la puerta de entrada de las bacterias. Las personas que padecen de lesiones crónicas de la piel en el pabellón (oreja) presentan predisposición para estos cuadros, debiendo evitar la entrada de agua”, afirmó la especialista.

 

La otitis se caracteriza por provocar un dolor intenso, que aumenta al tocar la aurícula, generar edema en el conducto y supuración. No suele presentar cuadro febril.

 

Es importante que un especialista realice un examen clínico. En caso de no poder concurrir inmediatamente al médico, se recomienda no colocar medicación local (gotas), solo administrar medicamentos para calmar el dolor, como un analgésico por vía oral. En caso de supuración purulenta, un especialista puede indicar antibióticos por vía oral (cefalosporina), y en ocasiones corticoides.

 

En pacientes diabéticos o inmunosuprimidos es fundamental descartar otitis externa maligna, ocasionada por una pseudomona, que puede poner incluso en riesgo la vida.

 

En todos los casos, la prevención es fundamental: se aconseja el uso de tapones para natación; existen productos comerciales con alcohol y ácido acético (también el conocido alcohol boricado), que pueden ayudar a secar el conducto. “El alcohol actúa como astringente a la vez que disminuye la densidad del agua permitiendo eliminarla. El ácido acético o el ácido bórico acidifican el medio, evitando el desarrollo de gérmenes”, concluye la especialista del Hospital Británico.

 

Acerca del Hospital Británico de Buenos Aires

 

El Hospital Británico de Buenos Aires es una Asociación Civil sin fines de lucro que tiene como objetivo brindar a la comunidad atención en salud de alta complejidad, formar profesionales médicos y enfermeros de excelencia y desarrollar conocimiento científico de vanguardia para el país y el mundo. Cuenta con una Red de atención médica, conformada por su Sede Central en Barracas; y Centros Médicos ubicados en Vicente López, Microcentro, Lomas de Zamora y Lanús.

 

Además de contar con su propio Plan de Salud, creado en 1972; el Hospital Británico atiende a través de obras sociales, prepagas y de manera particular. Asimismo, como unidad docente de la Universidad de Buenos Aires y como Hospital Universitario de la Universidad Católica Argentina, desarrolla una importante actividad docente y de investigación, formando decenas de médicos y enfermeros cada año. Su Escuela de Enfermería es la más antigua y prestigiosa del país, formando enfermeros de manera ininterrumpida desde 1890. En 2019 el Hospital Británico celebra su 175 Aniversario, con el mismo compromiso y mirada al futuro.

 

Prensa Hospital Británico de Buenos Aires - 22/01/2020


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480


¿Los edulcorantes hacen mal? Los demonizados de las redes sociales

 

Por la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) con el asesoramiento del Dr. Carlos González Malla, médico clínico (M.N. 114.005) y miembro de la FCA.

 

Los edulcorantes son aditivos alimentarios que le proveen sabor dulce a los alimentos. Existen los nutritivos (como la sacarosa o azúcar, la glucosa, la fructosa, la miel, entre otros) y no nutritivos (como la sacarina, el aspartame, el ciclamato, entre otros).

 

Pero, el punto en esta discusión es ¿hacen mal? Si uno le pregunta a las redes sociales hay un montón de publicaciones que los demonizan. Pero, justamente los que menos sustento científico tienen son los que más “likes” poseen.

 

Si buscamos en Google “los edulcorantes son malos” vamos a encontrar millones de citas que hablan de esto. Algunos, dicen que son santos, otros asesinos que van a terminar con la humanidad. Con lo cual el abanico es bastante amplio.

 

Cuando uno entra en una de esas publicaciones dice que hacen muy mal, que pueden dar cáncer, generar reacciones alérgicas, aumentar el peso; y cuando se busca la bibliografía sobre la cual está sustentada esa información detallan “existen estudios científicos”, es decir, no mencionan la fuente que utilizan para realizar estas afirmaciones.

 

Generalmente, cuando los médicos queremos hacer una recomendación o hablar sobre algún tema, buscamos los artículos científicos de mayor rigurosidad. Vamos a encontrar algunos que aporten información útil y otros que nos provean información científica relevante sobre la cuestión. Esta es la forma que tenemos los médicos de buscar información sólida desde el punto de vista científico.

 

¿Qué dicen las revisiones sistemáticas sobre los edulcorantes?

 

Estas revisiones evaluaron múltiples desenlaces: sobre la cognición, sobre la enfermedad cardiovascular, sobre el cáncer (sobre todo de vejiga y renal), sobre parámetros de laboratorio (obesidad, diabetes, etc.); y fueron a ver qué pasaba con las personas que tomaban edulcorantes y las que no:

  • Sobre el cáncer, no encontraron que aumenten el riesgo de padecerlo.

  • Sobre el peso corporal; en la población general no generan un gran impacto, mientras que en las personas que quieren bajar de peso o tienen sobrepeso u obesidad podrían ayudar a bajar 2kg.

  • Sobre la Diabetes o el control glucémico, vieron que no hay aumento de su desarrollo ni de la insulinoresistencia.

  • Sobre el apetito y la conducta alimentaria, observaron que disminuye el consumo diario de calorías y no generan cambios en el apetito.

  • Con respecto al consumo de azúcar y preferencia por lo dulce, genera una reducción del consumo de azúcar y no hay cambios en la preferencia por lo dulce.

  • En cuanto a la presión arterial, disminuye en las personas que lo consumen (a excepción del aspartamo).

  • Con respecto a los estados de ánimo y depresión, puede observarse un posible aumento del riesgo de depresión (no de otros estados de ánimo como el pánico o la ansiedad). Esto se vio sobre todo con el aspartamo.

  • En cuanto a la demencia y los trastornos cognitivos, no se vio que aumente su riesgo. Aunque sí hay que aclarar que en los niños podrían generar una disminución en las habilidades neurocognitivas, con respecto a los que consumen azúcar.

Entonces, ¿cuál es el malo de la película? Dentro de los edulcorantes no nutricionales, el aspartamo es el que más evidencia tiene de generar algunos desenlaces negativos en adultos y niños.

 

Dicho esto, los edulcorantes parecerían ser seguros. No hay evidencia de que generen un problema para la salud. Podrían aumentar el riesgo de depresión, pero estas conclusiones están basadas en estudios científicos de baja calidad. Así que existe la posibilidad de que surjan nuevos estudios que cambien lo que sabemos hasta ahora. Pero, hasta el momento no podemos afirmar tan vehementemente que los edulcorantes hagan mal.

 

Gentileza de Eikasía Comunicación Corporativa - 22/01/2020


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480


Pérdida de peso involuntaria, ¿cuándo estar atentos?

 

La disminución de peso no deseada genera graves consecuencias. En algunos casos, “la cantidad de calorías que se consume no es suficiente para mantener la función de los órganos vitales”, explicó la Lic. Silvia Juárez del Hospital Universitario Austral.

Entre el 8 y el 9% de la población sufre peso bajo. Incluso, aumentar de peso suele ser difícil para ciertas personas sanas debido a su tendencia genética a la delgadez, actividad excesiva o patrones de alimentación habituales.

La Lic. Silvia Juárez, del staff de Internación del Hospital Universitario Austral, explicó que “cuando el peso corporal disminuye de 15 a 20% por debajo del deseable, la cantidad de calorías que se consume no es suficiente para mantener la función de los órganos vitales”. Tal es así que “la pérdida entre 2,700 y 3 kg en un mes, sin cambios en el consumo oral, amerita una intervención nutricional para evaluar la correspondencia entre consumo y gasto de energía, descartando infecciones o patologías asociadas”, sumó la especialista.

Los trastornos de la nutrición alteran la calidad de vida ya que dan como resultado temperatura corporal baja, anemia, desnutrición, pérdida de la función digestiva, piel seca y/o concentraciones hormonales anormales. Y suelen presentarse ante una pérdida, frente a la soledad o dependencia, o debido a una enfermedad crónica. La Lic. Juárez agregó que “la pérdida de peso no intencional con debilidad y pérdida de masa corporal magra sugiere alguna anomalía indeseable o una enfermedad, sobre todo entre las personas con enfermedades crónica o internados en instituciones”.

La identificación y el tratamiento de las alteraciones alimentarias permiten mejorar el estado de salud de las personas con peso insuficiente a cualquier edad. La Lic. Juárez detalló los objetivos de la intervención nutricional:

  • Planear las comidas y refrigerios de acuerdo al apetito y preferencias de la persona. Promover comidas fraccionadas a lo largo del día, con refrigerios nutritivos.

  • Consultar con una nutricionista para programar comidas con alto valor calórico en preparaciones con volumen disminuido. Si alcanza pronta saciedad, alejar la ingesta de líquidos de las principales comidas.

  • La nutricionista podrá ayudar a preparar comidas sencillas con alimentos atractivos. Se pueden identificar condimentos, especias y otros ingredientes que den sabor para estimular los sentidos.

  • Si es necesario, establecer una alarma para recordarle a la persona que debe ingerir la colación.

  • En caso de necesitar, se usarán suplementos hipercalóricos entre comidas o un refrigerio rico en calorías a la hora de dormir que suele ser benéfico (si no se cuenta con un producto hecho en casa, puede usarse un suplemento).

  • Si hay problemas de masticación, cambiar la textura de los alimentos (molida, picada, purés) y consultar al odontólogo.

  • En caso de dificultad de deglutir, trabajar con el terapeuta para identificar consistencias sólidas y liquidas y evitar que se aspire.

  • Además de la alimentación, debe promoverse el desarrollo de masa corporal magra a través de entrenamiento de fuerza cuando sea adecuado. En muchos casos, el aumento proporcionado de actividad física para las condiciones clínicas ayuda a mejorar el apetito y la ingestión.

En el caso de los adultos mayores, la desnutrición se caracteriza por un “estado nutricional deficiente, ingestión de nutrientes insuficiente, falta de apetito, atrofia muscular y pérdida de peso. La fragilidad nutricional incluye sarcopenia con pérdida de masa magra lo que conduce a retraso en el crecimiento y discapacidad funcional”, sumó la licenciada.

Ejercicio físico

Dentro del tratamiento de intervención nutricional se tiene en cuenta la incorporación del ejercicio físico, siempre adecuado a cada persona. La especialista explicó que “el ejercicio con entrenamiento se ha usado con éxito en el tratamiento de la desnutrición severa secundaria, la sarcopenia (pérdida de músculo), cáncer y otros trastornos. Se debe coordinar con los integrantes del equipo de salud, el tipo y la frecuencia de actividad física”.

Acerca del Hospital Universitario Austral

El Hospital Universitario Austral inició su actividad en mayo de 2000. Como parte de la Universidad Austral, y de su entidad propietaria, ACES, es una entidad sin fines lucro dedicada a la asistencia, la docencia y la investigación biomédica. Hospital general de agudos y alta complejidad, cuenta con una infraestructura técnica de última generación y un equipo de destacados profesionales que se empeñan en buscar la más alta calidad y seguridad en los cuidados de salud, situando las necesidades del paciente y su familia en el centro de su compromiso. Además de su sede central en Pilar, uno de los centros referentes de la región para procedimientos complejos como trasplantes, cuenta con centros periféricos a cinco kilómetros de esa sede, en Luján, San Miguel, y Escobar.

Más información en: www.hospitalaustral.edu.ar

Prensa y Comunicación Institucional Hospital Universitario Austral

 

 

Centro de Diagnóstico Ecográfico Dr. Canetti

Equipamiento de última generación

 

Link a sitio oficial

Sección en Inversor Salud

 

AMPLIACIÓN DE SERVICIOS: TOMOGRAFÍA AXIAL COMPUTADA Y RESONANCIA MAGNÉTICA NUCLEAR DE ARTICULACIONES

 


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480