Carta del presidente de la Asociación Argentina de Técnicos en Medicina Nuclear (AATMN)

 

Estimado Carlos Orozco, director de www.inversorsalud.com.ar:

Le envío información en relación a la situación de los Trabajadores Empíricos en el área de la Medicina Nuclear, atentos a una situación que amenaza gravemente la calidad prestacional y la protección radiológica de los trabajadores, los pacientes y el público.

Sintetizo los antecedentes del caso, junto con el link a su respectiva fuente documental:

 

 

* Desde 2002, todo el que trabaja con material radiactivo debe tener su Permiso Individual, emitido por la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN). (Norma AR 8.2.4, Criterio 27, b) LINK

* En 2003, se firmó el Documento Base Técnico Superior en Medicina Nuclear (TSMN) en la Comisión Interministerial Salud-Educación y se aprobó en los Consejos Federales de Salud (COFESA) y Educación (CFE), CNEA, ARN y UBA, entre otras instituciones. LINK

* En 2004, la ARN toma como base ese Documento para el listado de Carreras reconocidas cuyos Títulos permiten solicitar el Permiso Individual TMN (Res. ARN 75/2004). LINK

* En 2016, nuestra Asociación presentó a la ARN un Programa de Normalización de Empíricos en posiciones de TMN que permitiera la Titulación y posterior obtención del Permiso Individual. No hubo respuesta, aunque reconocieron que este problema era grave e histórico.

* Con fecha 21/09/18, ARN publicó en el B.O. la Resolución 386/2018, que establece un curso de ACTUALIZACIÓN de 50 hs. para renovar el Permiso Individual para TMN. LINK

* Con fecha 26/10/18, ARN publicó en el B.O. la Resol. 432/2018, donde admite que hay gran cantidad (estimamos unos 300) trabajadores empíricos en posiciones de TSMN, sin formación ni Permiso Individual, les pide el curso de ACTUALIZACIÓN de la Resol. 386/2018, 5 años como mínimos de trabajo (irregular) y una constancia de idoneidad de su EMPLEADOR, para sacar un nuevo Permiso "Técnico Idóneo en Medicina Nuclear", que tiene en la práctica, las mismas Actividades Reservadas a los TSMN. LINK 

* La ARN, se atribuye así la potestad de reemplazar la formación de al menos 2000hs (1600 + 400 de práctica activa obligatoria por ARN), por un Curso de 50 hs que tiene otro sentido y destinatarios.

* Podrá ver nuestra respuesta al Directorio de ARN del 05/11 (que no respondió hasta el momento, pesar de haber vencido el pedido de "Pronto Despacho" del 7/12/18) LINK

La saludo cordialmente y quedo a su disposición para cualquier aclaración.

Lic. Carlos G. Einsman
Asociación Argentina de Técnicos en Medicina Nuclear (AATMN)


Boletín Oficial: Ediciones anteriores - ANMAT: Comunicados anteriores


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480


Obra Social y sindicato, asuntos separados

 

La Corte Suprema rechazó que un sindicato deba responder civilmente por los daños provocados por su obra social. El Tribunal, remitiéndose a un dictamen de la Procuración General, recordó que el sindicato y la obra social “constituyen dos personas jurídicas distintas” y que “poseen un marco de actuación específico”.

 

Matías Werner

 

La Corte Suprema, con votos de los ministros Carlos Rosenkrantz, elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Mauqeda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, con remisión al dictamen de la procuradora Irma García Netto hizo lugar a un recurso del sindicato Luz y Fuerza y dejó sin efecto una sentencia que le extendía su responsabilidad en un juicio de mala praxis, por la actuación de médicos de la obra social de la federación.

 

La causa “Martínez, Sinecio Arnaldo y otros c/ Federación del Sindicato de Luz y Fuerza y otros s/ daños y perjuicios" llegó a la Corte luego de que la Cámara Civil confirmara la condena por mala praxis y extendiera la responsabilidad Federación del Sindicato de Luz y Fuerza, bajo el argumento de que, por el artículo 1° la ley 23.660, los sindicatos con personería gremial “se encuentran en condiciones de organizar su propia obra social”.

 

 

La procuradora, en el dictamen al que adhirió la Corte, advirtió que el caso” carece de uno de los presupuestos necesarios para la configuración de ese supuesto de responsabilidad, que no es otro que la obligación específica y preexistente del sindicato respecto de la actora”.

 

La Alzada también alegó que, en virtud de otro de los artículos de la norma (el 12) las obras sociales sindicales “son administradas por una autoridad colegiada cuyos miembros son elegidos por el sindicato y son patrimonio de los trabajadores que la componen”.

 

Por último, apuntó que la afiliación al gremio habilita la obtención de las prestaciones a cargo de la obra social sindical, “al tiempo que destacó que la obra social para el personal de L y F tiene un nombre casi idéntico a la federación sindical demandada en autos”. Por todos esos argumentos, la Cámara juzgó que el sindicato “se había servido de un tercero -la obra social- para cumplir los fines previstos en su estatuto”. Por lo que, aun cuando sean personas jurídicas distintas, el sindicato utilizó a la obra social “como un desprendimiento del sindicato”.

 

Esa sentencia provocó que la federación interpusiera recurso extraordinario. En su presentación, la demandada invocó la doctrina de la arbitrariedad y aclaró que el sindicato y la obra social son dos personas jurídicas diferentes, y que por los artículos citados de la ley 23.660 resulta que las obras sociales “organizan su gobierno y tienen su propio régimen de administración y de manejo de fondos”. Por lo que en realidad la demanda tendría que haberse interpuesto contra la obra social y no contra la asociación sindical.

 

El dictamen de la procuradora Irma García Netto fue en la misma senda que los agravios de la recurrente, ya que ratificó que el sindicato y la obra social “constituyen dos personas jurídicas distintas” y que “poseen un marco de actuación específico en las leyes 23.660 y 23.551, respectivamente”.

 

Tras recordar que el fundamento de la condena fue la aplicación del antiguo artículo 1113 del Código Civil derogado, que aplica responsabilidad del principal por el hecho de terceros de los que se sirve para el cumplimiento de sus obligaciones. García Netto advirtió que el caso” carece de uno de los presupuestos necesarios para la configuración de ese supuesto de responsabilidad, que no es otro que la obligación específica y preexistente del sindicato respecto de la actora”.

 

Ello – completó la procuradora- no alcanzaba a configurarse “con las previsiones estatutarias o legales” que hacen “a la capacidad del gremio como persona jurídica”. Consecuentemente, la responsabilidad del sindicato debía ser descartada porque “el accionar lesivo de los médicos condenados tuvo lugar en su desempeño como prestadores de la obra social” y no del sindicato.

 

Archivos adjuntos

Martinez c/ Luz y Fuerza Dictamen (Martinez c Luz y Fuerza dictamen.pdf)

Martínez, Sinecio Arnaldo y otros c/ Federación del Sindicato de Luz y Fuerza y otros s/ daños y perjuicios (Martinez c Luz y Fuerza.pdf)

 

Nota original


Boletín Oficial: Ediciones anteriores - ANMAT: Comunicados anteriores


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480


 

MEDIFÉ acompaña a sus asociados también en vacaciones

 

Con el objetivo de continuar promoviendo el cuidado de la salud y la vida sana, Medifé acompañará a sus afiliados durante el Verano 2019 con divertidas propuestas para toda la familia en los principales centros de veraneo de la Costa Atlántica.

 

Durante los meses de enero y febrero, Medifé estará presente con acciones de promoción de la marca en las localidades de Mar del Plata y Cariló, con espacios exclusivos para incentivar la vida sana, bajo la premisa de compartir momentos de diversión y experiencias en familia y al aire libre.

 

A través del deporte y la actividad física, las familias podrán compartir durante el verano las siguientes actividades: estación de ejercicios y deporte, clases de meditación, yoga y stretching, charlas de nutrición a cargo de especialistas, armado de barriletes, días de playa limpia y maratón familiar, potenciando el deporte, la concientización en la alimentación saludable y la diversión.

 

Además, los más chicos podrán disfrutar de un espacio de arte y lectura en la playa.

 

El cronograma de actividades será el siguiente:

 

• CARILÓ:

Parador Hemingway

Sábado 5 y domingo 6 de enero

Sábado 19 y domingo 20 de enero

Sábado 2 y domingo 3 de febrero

Sábado 9 y domingo 10 de febrero

 

• MAR DEL PLATA:

Costa Galana Beach Life

Sábado 5 y domingo 6 de enero

Domingo 20 de enero

Sábado 2 y domingo 3 de febrero

 

Además, Medifé brinda el servicio “Cam Doctor”, que les permite a sus afiliados acceder sin cargo a una consulta médica a través de una videollamada por internet, de lunes a viernes de 9 a 19 horas y desde cualquier lugar, en las especialidades de clínica médica y pediatría en atención primaria.

Está disponible vía web en www.medife.com.ar. Próximamente, en iOs y Android.

 

Prensa MEDIFE - 26/12/18


Boletín Oficial: Ediciones anteriores - ANMAT: Comunicados anteriores


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480


 

Medicación oncológica asegurada

 

Por un amparo de salud, el Gobierno porteño proveerle a una paciente oncológica la medicación para su tratamiento. La mujer debió interrumpir el tratamiento por la falta de entrega de la droga quimioterápica.

 

La jueza del juzgado Nº 20 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, Cecilia Mólica Lourido, concedió la medida cautelar interpuesta por una paciente del Hospital Municipal de Oncología “María Curie”, y ordenó al GCBA que arbitre los medios pertinentes para que, en el plazo de dos días, provea una medicación en falta. Todo ello en los autos “A., C. L. contra GCBA sobre Amparo – Salud – Medicamentos y Tratamientos”.

 

Las actuaciones se iniciaron por el amparo de una mujer contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a fin de que se le ordene la provisión de medicación oncológica para llevar a cabo el tratamiento de quimioterapia que le fuera indicado por sus médicos tratantes.

 

La mujer, de 48 años padece cáncer de mama izquierda, tipo IV, y no cuenta con obra social. Los médicos le prescribieron palbociclib 125 mg. y fulvestrant 250 mg., pero “la falta de entrega de la medicación recetada la obligó a interrumpir el tratamiento médico prescripto”.

 

 

Al respecto, la magistrada advirtió que “la provisión de la medicación indicada por el médico tratante habría sido negada por no existir en farmacia”, y que “se halla la solicitud de medicamentos presentada ante el Ministerio de Salud de la Nación”.

 

En cuanto al peligro en la demora, la sentenciante explicó que “se manifiesta en forma patente en razón del cuadro de salud de la actora descripto por los profesionales tratantes y la necesidad de contar con urgencia con la medicación prescripta”.

 

La jueza recordó que “el derecho a la salud -especialmente cuando se trata de enfermedades graves- está íntimamente relacionado con el derecho a la vida y con el principio de autonomía personal, ya que un individuo gravemente enfermo no está en condiciones de optar libremente por su propio plan de vida”.

 

En cuanto al peligro en la demora, la sentenciante explicó que “se manifiesta en forma patente en razón del cuadro de salud de la actora descripto por los profesionales tratantes y la necesidad de contar con urgencia con la medicación prescripta”.

 

“Nótese que la médica oncóloga consignó que el tratamiento debía iniciarse el pasado 17 de agosto. Esta circunstancia lleva a considerar que, de no accederse a lo solicitado, existe la posibilidad de que se ocasione un perjuicio irreparable por la sentencia definitiva”, concluyó el fallo.

 

Archivos adjuntos

A., C. L. CONTRA GCBA SOBRE AMPARO - SALUD-MEDICAMENTOS Y TRATAMIENTOS (tratamiento.pdf)

 

Diario Judicial - 26/12/18

 

Nota original



Boletín Oficial: Ediciones anteriores - ANMAT: Comunicados anteriores


www.inversorsalud.com.ar - info@inversorsalud.com.ar

 

 

https://www.facebook.com/carlos.orozco.9480